Crononutrición

En la alimentación, tener en cuenta el reloj te ayuda a perder peso. Esta es una de las leyes que tiene en cuenta la cocina macrobiótica que, además de ofrecer una dieta baja en grasas y azúcares, selecciona los alimentos en función del momento del día.

Esto que suena tan complicado es algo muy sencillo: si le damos al organismo los nutrientes que necesita a cada momento del día, difícilmente engordaremos o nos sentiremos desequilibrados energéticamente. Gastaremos lo que ingerimos, nos sentiremos saciados, tendremos digestiones fáciles y no nos faltará la energía. Las semillas, por ejemplo, son muy nutritivas y saciantes, por lo que nos dan ese empujón que necesitamos en algunos momentos del día.

¿Cuántas veces tenemos un bajón a media mañana? Por esta razón, pensando en remontar, llevamos tanto tiempo tomando café, ¿no?
O, piensa en cómo duermes las noches que cenas solo un bol de frutas pensando que es una cena ligera y fácil de digerir…

Nuestro cuerpo no está igual durante todo el día. De hecho le pedimos cosas diferentes dependiendo de la hora: a media mañana, cuando estamos en plena jornada laboral, necesitamos claridad mental y fuerza. Pensamos que el café nos la da, pero en realidad solo nos proporciona una falsa sensación energética que, en realidad, desequilibra nuestra energía interna y nos debilita. Y si cenamos fruta, su azúcar nos proporcionará energía rápida que no quemaremos y que nos desvelará. Además, después de una subida de glucosa, siempre aumenta la sensación de hambre. Mala idea.

De modo que elegir los alimentos según su carga energética y colocarlos en las horas del día donde su eficiencia es mayor con las menores calorías es la estrategia que la macrobiótica propone para perder peso y mantener un buen equilibrio energético.

Los 5 preparados del menú diario Planet Diet han sido creados siguiendo a raja tabla este precepto. Por eso van numerados y deben tomarse en la franja horaria que indican.

Gana energía y pierde tóxicos y peso.

Practica la alimentación al ritmo de tu organismo

Mañana

Cereales y frutas para un buen arranque de fácil digestión, transformación y asimilación.

Media mañana

Cereales y verduras para llegar cómodamente al mediodía con fuerzas y buen rendimiento físico e intelectual.

Mediodía

Legumbres, cerelales y verduras para una comida completa, energizante y saciante en el momento cumbre del día.

Media tarde

Frutas, cacao y miel porque el dulce por la tarde nos permite llegar serenamente a la cena.

Noche

Verduras y pocos cereales para cerrar el ciclo nutricional y prepararse para un buen descanso.

Empezar es así de fácil

Compra en un click

Recibe tu pedido en 24h

Se mantiene 30 días en nevera. Sin conservantes.

Listo para tomar

Uso de cookies

Esta web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las "cookies". Sin embargo, puedes cambiar la configuración de "cookies" en cualquier momento.

Aceptar